Armero, ciudad blanca

Este hermoso municipio guarda una extraordinaria historia, es un lugar lleno de fantasía. Armero, conocido por muchos como ‘la ciudad blanca’ por sus campos llenos de algodón y cultivos de arroz.

Hablemos un poco de lo que va más allá de la triste tragedia que marcó miles de personas en este municipio del departamento del Tolima.

Lo que fue…

Este lugar, que antes de derrumbarse por completo y convertirse en un mar de ruinas, se caracterizaba por tener casas grandes con patios extensos. Dónde se ubicaban enormes árboles de mango, mamoncillos, plátano y guama que adornaban haciendo más fresco su interior.

Contaban con el teatro Bolívar, que proyectó películas hasta el día de la tragedia.

Se dice que pilotos alemanes llegaron a Armero pasada la segunda guerra mundial, el municipio era famoso por la instalación de la Granja Experimental Agrícola desde 1934l. Debido al rápido avance de cultivos como el algodón, una década después fue necesario fumigar con aeronaves una zona que iba a convertirse en la capital blanca de Colombia.

En el centro de armero se encontraba el parque Los Fundadores, que para ese entonces era la plaza central de mercado que funcionaba los domingos. Ahí sucedía toda la magia, era la semilla para la creación de tradiciones y costumbres del pueblo. Este ubicado entre las calles 11 y 12 y las carreras 14 y 15.

Se realizaban eventos religiosos, bazares, actos culturales y por supuesto, lo que no puede faltar, discursos políticos. Las sillas de cemento en las tardes de domingo eran ocupadas por las familias que atravesaban el parque para dirigirse a la plaza de mercado o al pabellón de carnes y, cómo no, a la iglesia.

Al lado occidental estaba ubicada la iglesia San Lorenzo, al lado del almacén Caperucita Roja y la heladería España. En el lado norte, podíamos encontrar la Oficina de Circulación y Transito, la cárcel y el restaurante chino. Por el lado oriental estaban la Caja Agraria, el Edifico de Pompilio Tafur y la agencia de productos Phillips. En el lado sur funcionaba el Banco Cafetero, y en la esquina de la calle 11, el Hawái, uno de los cafés más tradicionales de Armero, donde se tomaba tinto en la mañana y cerveza en la tarde.

Parque infantil

El parque infantil, aquel que contó con un pequeño «zoológico». Que se adornaba con los encantadores sonidos de loros criollos, guacamayas, búhos, cotorras, papagayos, arrendajos y toches, que vivían en jaulas, una de ellas atravesada por un árbol inmenso donde habitaban varios búhos que poco salían en el día.

Acompañado de babillas, tortugas, armadillos, osos hormigueros, chimpancés y monos, su larga trayectoria tuvo como principal centro de atención una nutria y un tigre que se convirtieron en las estrellas del lugar.

Este paraíso guarda miles de historias más, que seguramente seguiremos contándoles. Aún después de tan imponente suceso, este sitio sigue siendo un gran atractivo turístico que no puedes dejar de visitar. Más allá de todo es una cajita llena con infinidad enseñanzas.

Escrito por: Natalia Arjona

Armero

Conoce más sobre este municipio.

Visita a Armero

Destinos del Tolima

Urapanes Del Bosque

Finca Ecoturistica Bella Vista

Yagé: un sorbo a lo espiritual

Publicaciones más vistas

Visita a Armero

Cascada La Plata: la más alta del Tolima

Ocho encantos que no conocías de Honda

Conoce Ortega

Tips para empacar tu maleta perfecta

Publicaciones Relacionadas

No se han encontrado resultados.